Fácil accesibilidad

home

El alojamiento web inmobiliario le permite acceder a clientes potenciales en todo el mundo. Por lo tanto, cualquier extraño que planee comprar / vender propiedades en su localidad puede hacerlo, sin tener que viajar cientos de veces. Ahora, esto es tan conveniente para él como para usted, el agente inmobiliario.

Además, puede dirigirse especialmente a clientes de su propia localidad, haciendo uso de servicios de publicidad local como directorios, páginas amarillas, etc.

Servicio de listado múltiple

MLS es una característica que permite a los vendedores compartir información sobre propiedades con los compradores. Aquí, los agentes inmobiliarios pueden actuar en nombre de vendedores y compradores. Muchas bases de datos locales y privadas que pueden ser controladas por asociaciones individuales o grupales de agentes inmobiliarios se unen en un acuerdo mutuo para compartir la información. Entonces, en un lenguaje técnico, MLS no es más que una base de datos que se forma al agrupar muchas bases de datos.

Con el alojamiento web inmobiliario, puede hacer uso de esta potente característica.

Servicio personalizado para múltiples clientes.

Físicamente eres solo una persona. Entonces, puedes hacer una tarea a la vez. Pero imagínese haciendo múltiples tareas en múltiples lugares. Bueno, prácticamente esto es posible.

Con el alojamiento web inmobiliario, puede presentarse ante cientos de visitantes. Aunque no está físicamente presente, puede atender a su cliente de la misma manera, de la mejor manera. Porque su cliente tiene más libertad para elegir lo que quiere. Puede reducir su búsqueda de acuerdo con sus requisitos muy específicos. Y esta ventaja es válida para todos y cada uno de los clientes. Por lo tanto, está manejando indirectamente a varios clientes a la vez.

Tours virtuales

La visita virtual ofrece una visión perfecta de la propiedad que vende, directamente desde la comodidad de la casa de su cliente. El alojamiento web inmobiliario le brinda la ventaja de utilizar esta función. Un agente de bienes raíces generalmente acompaña al cliente para mostrar la propiedad. En este caso, puede tener una limitación del número de clientes manejados. Ahora, esto indirectamente plantea una limitación en el número de posibles ventas que pueden ocurrir a la vez.